Los socialistas también exigen que se adapten los estatutos y que no se apliquen intereses de demora.

De la Rosa subraya que el PSOE hace un nuevo ejercicio de responsabilidad porque “los vecinos/as de Burgos no tienen la culpa de tener a un alcalde y a un equipo de Gobierno tan nefastos”.

Este apoyo no es un «cheque en blanco» y exige que Lacalle asuma responsabilidades políticas

 

Tras constatar por dos veces el fracaso de la negociación entre el Grupo Popular y Ciudadanos sobre la reestructuración de la deuda del Consorcio de Villalonquéjar el Grupo Socialista pidió al alcalde respuestas a tres preguntas concretas para que los socialistas pudieran trasladar un nuevo planteamiento a esta deuda.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Daniel de la Rosa, recuerda que la constelación a esa carta remitida el 30 de noviembre “no pudo ser más decepcionante” puesto que no se contesto de forma clara a cuestiones concretas (¿se va a disolver el Consorcio?; ¿Continúan las negociaciones con Ciudadanos?;¿están dispuestos a asumir alguna responsabilidad política?), por lo tanto el PSOE fue claro y subrayó que todo lo que pudiese pasar tendría un único responsable: el Alcalde.

Sin embargo, el edil apunta que ayer el Alcalde –casi un mes más tarde- ha contestado a estas preguntas hecho que propicia que el Grupo Socialista haya registrado un planteamiento para posibilitar la reestructuración de la deuda de Villalonqujéjar donde exige cuatro compromisos «por escrito» a Lacalle.

De la Rosa deja claro que la propuesta socialista si que va a conllevar un compromiso vinculado a la asunción de responsabilidades políticas. Eso sí aclara que lo urgente es abordar la reestructuración de la deuda “que es lo que nos preocupa a los socialistas”.

RECALIFICACIÓN DE LA DEUDA.-  El viceportavoz socialista, Antonio Fernández Santos, apunta que el Grupo Socialista exige cuatro. “Ponemos estas condiciones porque no se puede dar un cheque en blanco a aquellos que en 2014 metieron en un lío al Ayuntamiento”, apunta.

La primera de las condiciones es la de que se recalifique la deuda dentro del sector de entidades no financieras. Fernández Santos señala que en estos momentos la deuda esta clasificada dentro del sector de las Administraciones Públicas, lo que significa que la totalidad de la deuda del consorcio computa como deuda municipal.

En estos momentos y debido a esta calificación la deuda es de 109,8 millones de euros. Una deuda que en aplicación de la Disposición Adicional Primera del Real Decreto-Ley, de 28 de junio, de medidas urgentes de naturaleza tributaria permite que no se compute durante los dos primeros años (en nuestro caso 2017 y 2018). Por ello, y tal y como subraya Fernández Santos el objetivo ahora es que se clasifique como sociedad no financiera, porque sino el acuerdo de reestructuración no servirá para nada.

“La gran ventaja del acuerdo es que la parte de la deuda sostenible no compute en la deuda municipal, y todo lo demás son cuentos chinos”, apunta el edil a la vez que aclara  que de esta manera se evitará que en torno a 80 millones no computen dentro de la deuda municipal.

Lo importante subraya el edil es que con este Consorcio se consiga lo mismo que con el Consorcio del Desvío, es decir que se divida en deuda sostenible y no sostenible.

Sin embargo, el PSOE pide al Sr. Alcalde que ofrezca la garantía siguiente“En el caso de que, a fecha 1 de enero del año 2.019, la Oficina Nacional de Contabilidad no haya clasificado al Consorcio para la gestión del Polígono Industrial de Villalonquéjar como Sociedad No Financiera, Sector (S.11), el Alcalde de Burgos presentará su dimisión de su cargo de Alcalde del Ayuntamiento de Burgos”.

MÁS CONDICIONES.- Los socialistas tal y como explica la viceportavoz socialista, Nuria Barrio, exige tres condiciones más. La primera de ellas va en relación con la cláusula séptima del convenio donde se solicita que se añada un párrafo  en el que se recoja que si a partir del séptimo año de vigencia de este Convenio, y en el supuesto de que las previsiones de las ventas previstas en el Plan de Ventas, varíen a la baja como consecuencia de que la recuperación del mercado de suelo industrial sea más lenta de lo deseado, las Entidades Bancarias acreedoras y el Consorcio y/o el Ayuntamiento de Burgos, se comprometen a entablar unas nuevas negociaciones con el objetivo de alcanzar un nuevo Acuerdo de reestructuración de la deuda pendiente en ese momento.

Además, también piden al Alcalde que se comprometa a impulsar, de inmediato, la adaptación de los Estatutos del Consorcio para la gestión del polígono industrial de Villalonquéjar III y IV, y del Consorcio para la gestión de la Variante Ferroviaria, para adaptarlos a lo dispuesto en la Ley 27/2.013, de 27 de diciembre, de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, así como a la Ley 40/2.015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público.

Esta adaptación de los Estatutos, tal y como señala la edil, se realizará de acuerdo con los entes consorciados que actualmente forman los respectivos Consorcios.

Por último, piden que no se apliquen intereses de demora sobre la actual deuda que mantiene el Consorcio con las Entidades bancarias acreedoras.

 PRIMAN LOS CIUDADANOS/AS.-  El portavoz socialista ha sido claro “Si los socialistas estamos haciendo una vez más este ejercicio de responsabilidad es por nuestra convicción de que la mayor parte de los vecinos/as de Burgos no tienen la culpa de tener a un alcalde y a un equipo de Gobierno tan nefastos” subraya De la Rosa a la vez que concluye que  “la mayoría de los votantes que acudieron a las elecciones de 2015 no confiaron en el PP y no tiene la culpa de tener a un alcalde que haya sido incapaz de obtener una solución a la situación del Consorcio”.

 

Villalonquejar0001

 

FullSizeRender

El PSOE condiciona su apoyo para la reestructuración de Villalonquéjar a que se recalifique dentro del sector de entidades no financieras

Deja un comentario